Portales en el universo IaaS

Los cinco mayores hiperescaladores (AWS, Microsoft Azure, Google, Alibaba e IBM) se reparten dos tercios del mercado. Proporcionan acceso a los mundos IaaS, sin los cuales las infraestructuras de TI híbridas del futuro (públicas y privadas) son difíciles de implementar.

En el mercado de la Infraestructura como Servicio (IaaS) y de la Plataforma como Servicio (PaaS), los recursos informáticos se ofrecen en un entorno virtualizado, es decir, servicios desde la nube. El mercado está dominado por unos pocos proveedores. Los cinco principales actores de este entorno, AWS, Microsoft Azure, Google Cloud, Alibaba Cloud e IBM Cloud, reciben en conjunto cerca de dos tercios del gasto mundial en infraestructura en la nube, según Canalys. Pero la dinámica del mercado de la infraestructura en la nube es grande y conoce el rápido ascenso y caída de los distintos proveedores. Por ejemplo, según Statista, fue hace sólo unos cinco años cuando AWS obtuvo unos ingresos de unos mil millones de dólares, calculados sobre una base trimestral. El actor chino y -desde una perspectiva occidental- recién llegado, Alibaba Cloud, se sitúa en este orden de magnitud en la actualidad.

Ranking de proveedores

Medido por cifras desnudas, AWS acapara el primer puesto en el cuarto trimestre de 2018 en el ranking de cuota de mercado en cuanto a gasto global en infraestructura cloud por parte de las empresas. Según los cálculos de los investigadores de mercado Canalys, 7.300 millones de dólares fueron a parar a AWS, lo que equivale a una cuota de mercado de casi un tercio (32,3%) y un crecimiento trimestral interanual del 46,3%. El segundo puesto del ranking, según Canalys, lo ocupa Microsoft Azure con 3.700 millones de dólares y una cuota de mercado del 16,5%. El crecimiento trimestral anual es del 75,9%. En tercer lugar está Google Cloud, con 2.200 millones de dólares de ingresos trimestrales, una cuota de mercado del 9,5% y el mayor crecimiento anual entre los cinco primeros, con un 81,7%. Cuando se habla de los "cuatro grandes hiperescaladores", a menudo se menciona IBM Cloud al mismo tiempo que AWS, Azure y Google Cloud. Sin embargo, según Canalys, a Google le sigue un actor de China: Alibaba Cloud, con mil millones de dólares de ingresos trimestrales, una cuota de mercado del 4,2% y un crecimiento interanual del 73,8%. IBM Cloud -que ocupa el quinto lugar- obtuvo unos ingresos de unos 800 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado, según Canalys, lo que le otorga una cuota de mercado del 3,6% y un crecimiento del 26,7%.

Proveedores de IaaS/PaaS en el cuadrante mágico

Los proveedores de IaaS y PaaS se situaron en los cuadrantes

En base a criterios como el rendimiento de la red, la computación y el almacenamiento, las capacidades de distribución, los precios, la plataforma y los microservicios, las opciones de nube híbrida, la apertura y el soporte para las cargas de trabajo de los contenedores, 21 proveedores fueron ubicados en el cuadrante mágico en la evaluación de Crisp Research.

En el eje X, el rendimiento se expresa en términos de estrategia, experiencia de usuario, agilidad y ecosistema, entre otros.

El eje Y revela el rendimiento en la creación de valor del producto, el potencial de disrupción, el impacto económico, las opciones de integración y las características. Así, los proveedores de la nube fueron clasificados como "Innovador", "Acelerador" (cuadrante ganador), "Jugador emergente" y "Retador".

El eje horizontal de la matriz describe, en última instancia, la plenitud de la visión y el eje vertical la competencia de implementación del proveedor. Por ello, AWS, Google y Microsoft destacan como aceleradores. Junto con IBM (también aceleradora), se suele hablar de las "Cuatro Grandes".

AWS

Amazon Web Services (AWS) es el centro de una cooperación actual entre VMware y T-Systems, que implica la construcción de centros de datos virtuales en la nube de Amazon. VMware y T-Systems están combinando la nube privada de los clientes con la nube pública de AWS. Pat Gelsinger, director general de VMware, y Adel Al-Saleh, director general de T-Systems, firmaron recientemente el correspondiente contrato en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. T-Systems gestiona el servicio, que coordina el movimiento de datos y aplicaciones entre la nube privada basada en VMware en el centro de datos del cliente y la nube pública de AWS.

Microsoft Azure

Microsoft ofrece desde principios de 2016 su propia versión del sistema operativo en la nube Azure para escenarios de nube híbrida, específicamente para su uso en el centro de datos del cliente. Esta variante, denominada "Azure Stack", pretende combinar las ventajas de la solución de nube pública con las opciones de control en el propio centro de datos del cliente. Desde las máquinas virtuales bajo Windows o Linux hasta las redes privadas a través de VPN IPSec o ExpressRoute, pasando por el almacenamiento en blob para aplicaciones de SQL Server y SharePoint: el departamento de TI de la empresa controla todo el proceso de prestación de los servicios.

Google Cloud

La empresa de Alphabet Google quiere establecer actualmente la "Plataforma de Servicios en la Nube" (CSP), que se encuentra en fase beta. Utilizando Kubernetes e Istio, el software pretende simplificar el funcionamiento de las nubes híbridas. La base de CSP es Google Kubernetes Engine (GKE), un servicio gestionado para Kubernetes. Esta solución de código abierto constituye una infraestructura para proporcionar aplicaciones basadas en contenedores. Con "GKE On-Prem", Google lleva ahora también la infraestructura de Kubernetes a los centros de datos de los clientes en este contexto. El resultado: una vez creadas las aplicaciones, los usuarios pueden ejecutarlas en su propio hardware existente o subcontratarlas en la nube.

Alibaba Cloud

La empresa china Alibaba parece haber llegado ya por completo al ecosistema occidental de la nube y sigue un camino similar al de Google, que quiere crear una buena imagen y conciencia a través de obras de caridad mediante "Google for Non-Profits", "GoogleServe", "Ad Grants" y otros programas. Por ejemplo, la división de computación en la nube del Grupo Alibaba impulsó una iniciativa llamada "Tech for Change" en el Congreso Mundial de Móviles. El objetivo: "utilizar la tecnología para hacer frente a los retos sociales y humanitarios mundiales en ámbitos como la educación, el desarrollo económico y el medio ambiente". Las empresas, las start-ups y los jóvenes emprendedores tendrán acceso a "conocimientos tecnológicos, recursos informáticos globales y desarrollo de talento" como parte de la iniciativa, según la empresa. En concreto, la Academia de la Nube de Alibaba está aportando recursos, incluido el servicio de IA "Tianchi". Se trata de pacientes virtuales en la educación médica "como servicio", por ejemplo.

IBM Cloud

Big Blue presentó en febrero nuevas capacidades de nube híbrida que casan la nube pública y la privada. Los investigadores de mercado internos del IBM Institute for Business Value afirman haber encontrado que casi todas las empresas encuestadas (98%), planean adoptar arquitecturas de TI híbridas para 2021, si no lo han hecho ya. Pero sólo el 38% tiene las herramientas para hacerlo. Razón suficiente para atacar en esta dirección: la "Plataforma de Integración en la Nube de IBM" pretende conectar de forma segura aplicaciones, software y servicios de todos los proveedores. Independientemente de que estos sistemas estén en las instalaciones, en una nube pública o privada. Para ello, la plataforma aglutina un conjunto de herramientas de integración.

En la nube híbrida, todos trabajan juntos

El denominador común en la agenda estratégica de los cinco grandes actores de la nube debe ser posicionarse lo más cerca posible del cliente para el modelo de infraestructura TI del futuro, la nube híbrida, porque los sistemas propietarios tienen poco futuro.

En la nube híbrida, todos trabajan juntos.

Deja un comentario