Oki: Las empresas no están adoptando tecnologías de impresión inteligentes

Los clientes empresariales en Europa no están aprovechando los ahorros factibles mediante la mejora de sus tecnologías y la optimización de las soluciones de impresión. Al menos esa es la conclusión de un estudio encargado por Oki Printing Solutions.

En Alemania, materiales como tarjetas de visita, folletos, carteles o pancartas apenas son impresos por las propias empresas para ahorrar costes. Según un estudio de Oki Priniting Solutions, la principal razón que se aduce para ello es la inadecuada calidad de impresión. Otra razón es la falta de tiempo: La gente no tiene los recursos para averiguar cómo funciona la producción de estos documentos de impresión empresarial.

Pero especialmente en el sector de las PYMES alemanas, el potencial de la impresión interna sería enorme, explica Bernd Quenzer, Director General y Vicepresidente de la Región Central de Oki Systems Alemania. En este contexto, se refiere a un estudio publicado en marzo de 2009 por el Centro de Investigación Económica y Empresarial, según el cual las empresas de todo el mundo podrían ahorrar casi 4.000 millones de euros al año.

Según el estudio de Oki, las empresas alemanas también están "muy por detrás" en una comparación europea cuando se trata de utilizar la impresión interna, el dúplex y el software de gestión de costes. Casi el 20% de los encuestados piensa que una impresora profesional con flexibilidad de soportes es demasiado cara. Según Quenzer, los costes de explotación a medio y largo plazo, los precios de los consumibles y la utilización óptima también deberían desempeñar un papel más importante en los planes de inversión. Además, hoy en día nadie tiene que sacrificar la calidad de la impresión profesional si se utilizan "las tecnologías de impresión y copiado fáciles de usar disponibles en el mercado".

Las directrices de impresión, aunque están presentes en muchas empresas de toda Europa, a menudo son ignoradas o mal comunicadas dentro de las empresas. Sólo el 36% de los encuestados estaba seguro de que su empresa contaba con una política para toda la compañía sobre, por ejemplo, la impresión a doble cara. El 12% no sabía si existía una normativa.

Para el estudio "¿Qué imprimes exactamente?", Oki encuestó a usuarios empresariales de los sectores de fabricación y servicios en 15 países europeos.

Deja un comentario