Las empresas confían en la nube híbrida, la colocación y la computación de borde

La computación en la nube se está convirtiendo cada vez más en un componente central. Por lo tanto, las empresas deben alinear rápidamente sus estrategias de nube y sus infraestructuras de TI. Un estudio de IDC muestra a qué retos se enfrentan y qué planes tienen.

Según el estudio de IDC "Infraestructuras de la nube y arquitecturas de la nube en Alemania 2021", la nube ha llegado por fin a las empresas alemanas. Según el estudio, el 95% de las empresas están implementando una estrategia en la nube y la tendencia se dirige hacia las nubes híbridas.

"La nube se está convirtiendo cada vez más en el centro de gravedad de las TI", afirma Matthias Zacher, Senior Consulting Manager de IDC y director del proyecto del estudio. "En los próximos años se afianzará el paso de la utilización de servicios individuales en la nube a un marco de infraestructura digital con la nube como modelo central de entrega"."

Hoy en día, este proceso está todavía en sus primeras fases. El 33% de las empresas tiene previsto modernizar completamente su infraestructura de TI, ya que los departamentos empresariales requieren mayor flexibilidad y agilidad. Estos requisitos no son nuevos. Pero la urgencia está aumentando fuertemente. Esto también se aplica a una mayor automatización y orquestación de las TI y, por tanto, de los procesos empresariales. Este requisito sólo puede cumplirse con las infraestructuras existentes con gran esfuerzo y, por tanto, con altos costes. Al mismo tiempo, se plantea la cuestión de una mayor seguridad informática, la adaptación periódica de las TI a los requisitos de cumplimiento y unas operaciones informáticas sólidas pero al mismo tiempo receptivas. La importancia de este último aspecto ha quedado ampliamente demostrada por la pandemia de Corona. Además, la transformación digital, pero también las innovaciones de productos y servicios con un tiempo de comercialización cada vez más corto, no pueden implementarse en el tiempo y la calidad requeridos con las infraestructuras de TI existentes, históricamente crecidas.

La nube híbrida es la clara favorita

El 80% de los participantes en el estudio utiliza diferentes tipos de nube. La nube híbrida es claramente el modelo dominante. Las empresas suelen centrarse en un hiperescalador o proveedor de infraestructura con el que profundizan en la cooperación paso a paso. Se considera o se evalúa un segundo hiperescalador para hacer un benchmark o para poder utilizar los servicios de forma selectiva. Sólo las empresas muy grandes siguen una estrategia que incluye varios hiperescaladores. "Un entorno multicloud estratégicamente posicionado solo es una opción para una minoría de empresas", dice Zacher. "Vemos, pues, una clara tendencia hacia la nube híbrida, mientras que la estrategia de nubes múltiples que se ha propagado durante varios años está perdiendo aparentemente su atractivo para las amplias masas".

La mayoría de los responsables de la toma de decisiones están, pues, impulsando la nube híbrida de forma intensiva y utilizando estructuras múltiples de forma más operativa y táctica para una carga de trabajo específica. Más del 95% de los encuestados ha desarrollado una estrategia de nube. Esto supone un nuevo aumento en comparación con la encuesta del año anterior y demuestra que una infraestructura informática moderna se apoya en la nube.

La ubicación está ganando rápidamente impulso

Los servicios de ubicación se utilizan cada vez más. Mientras que el año pasado algo menos del 60% de las empresas encuestadas utilizaban la colocación, esta cifra ha aumentado hasta casi el 80%. Esto lo deja claro: la colocación ha llegado a Alemania y se ha convertido en un componente importante de la estrategia de TI y de la nube de toda la empresa. Las razones para utilizar los servicios de colocación son la seguridad, la rapidez en el suministro de recursos y el acceso a las últimas tecnologías. Su objetivo es la optimización operativa y el aumento de la eficiencia, ya que los proveedores pueden establecer y optimizar continuamente sus recursos de forma más eficiente y segura. Otro punto importante a favor de la colocación es el hecho de que no es necesario invertir en la construcción de nuevos centros de datos. Esto ahorra tiempo, reduce costes y flexibiliza los gastos.

El Edge Computing y la Transformación Digital

Para el 38% de los encuestados, el Edge Computing es importante para la Transformación Digital y para el 24% es incluso una alta prioridad. Esto supone un total del 62% de las empresas. En la transformación digital, los procesos en tiempo real, la baja latencia, la automatización integral de los procesos y el suministro y procesamiento de datos sin fisuras son requisitos fundamentales. La computación de borde contribuye cada vez más a ello.

Gaia-X

El proyecto europeo de digitalización Gaia-X es seguido con interés por la mayoría de los encuestados. El 90% se ha ocupado más o menos intensamente de ello o al menos ha tomado nota de este proyecto. Un buen tercio de los responsables de la toma de decisiones encuestados afirmó que utilizaría las ofertas de Gaia-X. El 26% ya se ha decidido en contra, y otro tercio aún está indeciso. Por tanto, la aceptación por parte de las empresas usuarias está presente, al menos hasta cierto punto. Esto es positivo, según IDC.

Gaia-X refuerza la posición de los proveedores locales y regionales. Los responsables de la toma de decisiones encuestados consideran muy importantes los proveedores que cumplen con el GDPR y las salas de datos europeas. La lentitud de la aplicación, por otra parte, es un punto de crítica muy claro. El éxito que alcanzará Gaia-X debido a la gran dinámica del mercado en torno a la nube y la digitalización sigue abierto y puede requerir modificaciones respecto a los planes originales, así como una participación activa de todos los implicados en el proyecto. Desde el punto de vista de IDC, Gaia-X debe dar resultados a medio plazo para justificar su relevancia.

Conclusión de IDC

La infraestructura de TI moderna, con la nube como base, es la que permite la competitividad de las empresas. La nube sigue siendo la mejor manera y la opción obvia para establecerse como la "empresa del futuro". La presencia generalizada de una estrategia en la nube habla por sí misma. La eficacia de la estrategia de la nube será un factor clave que influirá en la competitividad y el crecimiento de los mercados en los que operan las empresas. En la actualidad, la computación en nube adopta en la mayoría de los casos la forma de nube híbrida. Es el que mejor refleja las necesidades actuales de las organizaciones. En la actualidad, sólo las grandes empresas pueden aprovechar el potencial de rendimiento de la multi-nube, porque el dominio de la complejidad es extraordinariamente alto. A medio plazo, las arquitecturas cambiarán hacia nuevos enfoques.

Las empresas sólo podrán dominar las tareas actuales y futuras con marcos de infraestructura digital con la nube como elemento central. En opinión de IDC, el paso del uso de servicios individuales en la nube a este marco de infraestructura digital es actualmente el enfoque de solución más prometedor. Aquí, la apertura y la capacidad de integración son los principales requisitos para poder proporcionar a los usuarios recursos y funcionalidades de fuentes internas y externas sin problemas. Por lo tanto, las organizaciones deben optimizar y consolidar de forma integral su tecnología, arquitectura y procesos hoy y no mañana. Este debe ser el objetivo común de proveedores y usuarios.

Acerca del estudio

Utilizando un cuestionario estructurado, se encuestó a 200 organizaciones de todos los sectores en Alemania con más de 100 empleados en agosto de 2021. De ellos, el 54% de los encuestados pertenecían a PYMES (entre 100 y 999 empleados) y el 46% a grandes empresas (más de 1.000 empleados). Los entrevistados eran responsables de TI y de departamentos de los siguientes sectores: industria (36 %), servicios financieros y de seguros (20 %), sanidad (11 %), transporte y logística (7 %), administración pública (6 %), servicios de TI (6 %), otros sectores (15 %).

Deja un comentario