La digitalización deja obsoletos a los proveedores de servicios financieros establecidos

Según un reciente informe de Gartner, el 80 por ciento de las empresas de servicios financieros tradicionales tendrán que abandonar el negocio o sólo existirán formalmente en 2030. Los motivos son, entre otros, las plataformas digitales y las fintechs, que están ganando cada vez más cuota de mercado y cambiando el sector.

El vicepresidente y analista de Gartner, David Furlonger, ve un gran riesgo para los bancos en aferrarse a modelos de negocio anticuados: "La transformación digital sigue siendo un mito mientras no cambien las actitudes, procesos y estructuras institucionales." Las empresas de servicios financieros establecidas deben avanzar más rápidamente en el negocio digital, por ejemplo, creando plataformas digitales o encontrando productos y servicios especializados que puedan venderse en las plataformas de otros.

Según la Encuesta de Directores Generales de Gartner de 2018, los líderes de las empresas siguen priorizando el crecimiento de los ingresos. Sin embargo, hay un claro cambio hacia el aumento de la eficiencia y la productividad. Esto demuestra que lo digital se centra principalmente en la optimización del negocio más que en la verdadera transformación.

"El futuro del sector de los servicios financieros requiere la presencia de pocos activos físicos. Esto hace que el sector sea especialmente vulnerable a la disrupción de los competidores digitales", explica Pete Redshaw, vicepresidente de prácticas de Gartner.

Estos tres tipos sobrevivirán

Según Gartner, sólo el 20% de los incumbentes financieros sobrevivirán a la digitalización. Se pueden dividir en los siguientes tres tipos:

  • Los despachos de abogados potentes utilizan una plataforma digital propia que les permite convertir la información de los clientes en nuevos servicios y mercados. Según Gartner, sólo el 5% de las mejores empresas tienen lo necesario para convertirse en un bufete tan potente.

Fintechs: Según las previsiones, el 15% de las supervivientes pueden convertirse en fintechs. Las fintech son "pure players" especializados que sustituirán a los proveedores de servicios tradicionales en algunas áreas de productos. Utilizan las plataformas digitales pero no son propietarias.Empresas de cola larga: Aquí es donde reside el mayor potencial de las empresas ganadoras, ya que hasta el 80% podrían convertirse en empresas de cola larga. Los costes mucho más bajos del uso de plataformas digitales hacen posible que las empresas tradicionales actúen como intermediarios de servicios. También podrían establecerse como proveedores de paquetes de ofertas para personas de alto poder adquisitivo.

Al final, según Gartner, la velocidad de la transformación digital en las empresas de servicios financieros depende en parte de las regulaciones políticas, así como de la demografía y el comportamiento de los clientes, que varía según los países. En algunos países, la regulación conservadora obstaculizará la innovación, mientras que otros, como Australia, Brasil, China, India o el Reino Unido, utilizarán la regulación para acelerar la transformación.

Deja un comentario