¿Qué es la oficina en casa?

Trabajar en una oficina en casa es una tendencia que ha sido posible gracias a la digitalización y al uso asociado de ordenadores, portátiles y dispositivos móviles como smartphones y tabletas. La pandemia de la Corona ha reforzado la tendencia.

Cuando se habla de home office, hay que distinguir entre los empleados de una empresa que sólo trabajan en casa durante un determinado periodo de tiempo y los freelancers, autónomos, fundadores, para quienes hacer su trabajo completamente desde sus cuatro paredes es algo muy natural.

En lugar de home office, también se suele utilizar el término teletrabajo, trabajo a distancia o telecommuting. Por ejemplo, los empleados que trabajan tanto en casa como en la oficina se denominan teletrabajadores alternativos. En el caso de los comerciales y en otros sectores con un volumen de viajes muy elevado, se suele utilizar el término teletrabajo móvil.

El trabajo desde casa está sujeto a la normativa

El trabajo o la jornada parcial desde el domicilio está sujeto a principios y normativas similares a las de un trabajo "normal". Un estudio puro, por ejemplo, puede deducirse de los impuestos. Un trabajador autónomo a domicilio debe contratar un seguro médico, etc.

Cuando las empresas permiten que los empleados trabajen desde una oficina en casa, hay que respetar numerosas normas de derecho laboral. Los empresarios y los trabajadores deben cumplir las normas de la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo. Se trata, por ejemplo, del equipamiento del puesto de trabajo o de la observancia de los periodos de descanso prescritos, detalles que deben ser cuidadosamente considerados y fijados en el contrato de trabajo.

Oficina en casa durante los tiempos de Corona

Desde abril hasta junio inclusive, la reforma de la Ley de Protección de la Infancia hizo obligatorio el trabajo en casa (§ 2 párrafo 4 Corona-ArbSchV). Siempre que no existan razones operativas de peso que justifiquen lo contrario, los empresarios tienen que permitir a sus empleados trabajar en su domicilio. Por el contrario, debían aceptar la opción si no había ninguna razón de peso para no hacerlo. Sin embargo, no había ninguna obligación para los empleados. El trasfondo de este reglamento era que los contactos debían reducirse al máximo. Los requisitos generales en materia de seguridad y salud en el trabajo también se aplican a las oficinas en casa en virtud de la Ordenanza de Seguridad y Salud en el Trabajo de Corona.

Requisitos para trabajar en una oficina en casa

El trabajo en una oficina en casa es prácticamente igual al trabajo en una oficina fija y, por tanto, sólo es posible para determinados grupos profesionales. Los empleados de producción o de servicios de campo no suelen poder hacer su trabajo en casa. Necesitan herramientas y máquinas o el contacto directo con los clientes.

Para que tanto el empresario como el trabajador sepan en qué se meten, conviene establecer previamente algunos puntos:

  • Regulación de las horas de trabajo
    • Determinación de las tareas, los objetivos y la mensurabilidad
  • Accesibilidad
    • Equipamiento del home office

Pros y contras del home office

Cuando las empresas permiten a sus empleados trabajar en casa, se crea una cultura de confianza que, además, rinde frutos económicos a largo plazo. Sin embargo, cuestiones como el control de las horas de trabajo, la seguridad de los datos, la infraestructura informática, etc., deben ser claramente aclaradas y tenidas en cuenta a la hora de redactar los contratos de trabajo. Esto crea inicialmente trabajo adicional.

Por otro lado, una mayor satisfacción de los empleados, por ejemplo porque pueden conciliar mejor el trabajo y la familia, también conduce a una mayor productividad y compromiso para la empresa y, en última instancia, a un efecto positivo para la imagen.

Una desventaja es, sin duda, que es más difícil construir un sentimiento de equipo debido al alto absentismo. Esto debe contrarrestarse con medidas adecuadas. Es difícil hacer una declaración general a favor o en contra del tema del home office. Siempre hay que tener en cuenta las necesidades individuales de la empresa y de cada uno de los empleados.

Deja un comentario