Android en un iPhone, ahora es posible

Los desarrolladores han encontrado una forma de instalar Android en un iPhone. Pero de momento sigue habiendo muchas limitaciones

¿Te gustaría usar Android 10 en el iPhone 7, iPhone 7 Plus y iPod Touch de Apple? Durante muchos años, esa pregunta no habría tenido sentido, porque nunca fue posible instalar Android en el hardware de Apple. Pero ahora hay algo nuevo: el Proyecto Sandcastle.

El Proyecto Sandcastle es un proyecto llevado a cabo por desarrolladores independientes y sin ningún tipo de apoyo por parte de Apple, que se esfuerza por bloquearlo. De momento, el proyecto está en fase beta y sólo funciona en los dispositivos mencionados y no en otros modelos de iPhone o en el Pad. Pero el objetivo de los desarrolladores es claro y casi una misión: "Donde los sandbox imponen límites y fronteras, Sandcastle ofrece la oportunidad de crear algo nuevo fuera de los límites de tu imaginación". El proyecto Sandcastle consiste en construir algo nuevo sobre el silicio de su hardware". Está claro, pues, que los desarrolladores quieren extender la posibilidad de usar Android también a otros dispositivos de Apple.

Proyecto Sandcastle: para qué sirve

¿Por qué un usuario de iPhone, que ha pagado un buen dinero por usar iOS, optaría por usar Android en algún momento? Instalar Android en un iPhone tiene interesantes aplicaciones en la vida cotidiana, desde la búsqueda forense de iPhones pertenecientes a presuntos delincuentes hasta el puro placer de tener un iPhone de arranque dual y la lucha contra la basura electrónica. Instalar Android en un viejo iPhone también podría ser una buena forma de revitalizar un smartphone desgastado.

Proyecto Sandcastle: cómo funciona

Por supuesto, para instalar Android en un iPhone, necesitamos hacer jailbreak al dispositivo, es decir, tenemos que eliminar a la fuerza todas las protecciones impuestas por Apple que nos impiden instalar no sólo un nuevo sistema operativo, sino incluso apps no aprobadas por Cupertino. La herramienta de jailbreak utilizada por Project Sandcastle es la conocida 'checkra1n', que funciona en iPhones a partir del 5S y con la versión 12.3 de iOS en adelante. Una vez que se ha 'crackeado' el sistema operativo del iPhone, Sandcastle utiliza una plataforma de virtualización para ejecutar una copia de Android en el dispositivo de Apple.

El jailbreaking no está permitido por Apple y se pierde la garantía del iPhone.

Proyecto Sandcastle: limitaciones

Las limitaciones del proyecto Sandcastle recuerdan que aún está en fase beta. Android en el iPhone, por ejemplo, no puede utilizar la GPU, no puede reproducir audio, no puede utilizar la red celular (pero sí el Wi-Fi) y no puede acceder a la cámara. Por último, los propios desarrolladores advierten a los usuarios que el proyecto aún no está completo ni es seguro y que pueden utilizar Sandcastle bajo su propia responsabilidad.

Deja un comentario