HP compra EDS

Hewlett-Packard planea adquirir la empresa de servicios EDS. El especialista estadounidense en externalización va a reforzar el negocio de servicios de HP por 13.900 millones de dólares. Con EDS como nuevo grupo empresarial, HP quiere plantar cara al líder del mercado de servicios de TI, IBM, en el futuro.

EDS tendrá pronto un nuevo propietario. Según ha anunciado hoy la empresa de externalización, Hewlett-Packard (HP) quiere hacerse con los tejanos por 13.900 millones de dólares. Los accionistas de EDS, que al igual que las autoridades antimonopolio aún deben aprobar la adquisición, recibirán 25 dólares por acción.

La adquisición se completará en el segundo semestre del año. EDS funcionará entonces como un nuevo grupo empresarial de HP. Estará dirigida por Ronald A. Rittenmeyer, actual responsable de EDS, que dirigirá la futura división de HP desde la actual sede de EDS en Plano (Texas).

Con la adquisición, HP quiere ampliar considerablemente su negocio de servicios. "La fusión de HP y EDS creará una fuerza líder en el mercado global de servicios de TI", está convencido el CEO de HP, Mark Hurd. En el último ejercicio, su empresa generó 19.700 millones de dólares con los servicios, lo que corresponde a cerca del 19% de la facturación total. Junto con la empresa de subcontratación EDS, que ganó unos 22.100 millones de dólares en 2007, el volumen de negocio de los servicios puede ser más del doble. La empresa fusionada se convertiría así en el claro número dos del mercado de los servicios informáticos.

Competencia para IBM

Esto crea una seria contrapartida al mandamás IBM. "Big Blue" hace tiempo que se ha convertido en una empresa de servicios y actualmente factura 54.000 millones de dólares con los servicios. Esto supone casi el 55% de la facturación del grupo.

En principio, los analistas de Ovum ven con buenos ojos la operación. "Aunque HP ha demostrado que puede gestionar grandes contratos globales de externalización, está lejos de la base de clientes de una EDS en algunos segmentos del mercado, especialmente los contratos gubernamentales", explican Phil Codling, John Madden y Tom Kucharvy. La compra podría ayudar a HP a encontrar nuevos canales de distribución, especialmente para sus productos de software y gestión de sistemas.

Los analistas advierten

El requisito previo más importante, sin embargo, es un buen plan de integración que descarte problemas como los de la fusión con Compaq hace seis años. Por ejemplo, HP tendría que asegurarse, sobre todo, de que los empleados clave de EDS sean retenidos para evitar una "fuga de cerebros". "Sobre el papel, una fusión entre HP y EDS parece factible, pero en la práctica podría resultar todo lo contrario", advierten los analistas.

Deja un comentario