560 millones de contraseñas robadas disponibles en Internet: cómo defenderse

Una base de datos que contiene numerosos correos electrónicos y contraseñas robadas a usuarios por hackers que piratean varios perfiles se ha extendido por la red. ¿Le ha afectado? Aquí te explicamos cómo averiguarlo

No hay día que no haya noticias de algún tipo de ataque de hackers. Después de WannaCry, uno de los mayores ataques de ransomware de la historia, ha salido a la luz otro caso que amenaza con hacer entrar en pánico a los usuarios: al parecer, circulan por la red 560 millones de contraseñas robadas.

Se trata de credenciales que los hackers han acumulado a lo largo de los años, por lo que algunas de ellas son antiguas. Lo preocupante es que las contraseñas se han recogido en una base de datos real. En la colección de los ciberdelincuentes, disponible en Internet, habrían acabado las direcciones de correo electrónico de usuarios de todo el mundo. En definitiva, una especie de bazar ilegal formado por datos personales y accesible a cualquiera. La noticia también es alarmante por otra razón. La mayoría de los usuarios tienden a utilizar las mismas credenciales para acceder a los sitios por comodidad. Esto significa que el número de perfiles que pueden ser hackeados usando contraseñas reveladas podría ser muy alto.

Cómo protegerse de los hackers

Pero no todo está perdido. De hecho, existen varios métodos para protegerse contra estas formas de ciberataques. La primera es intentar frustrar la actividad delictiva de los hackers estableciendo una contraseña compleja y difícil de encontrar. Puede parecer extraño, pero una de las contraseñas más utilizadas es 123456. La ayuda en este sentido puede venir de los gestores de contraseñas, que son programas muy útiles que generan y almacenan múltiples claves de acceso. También se recomienda encarecidamente no utilizar siempre las mismas credenciales.

Volvamos al caso de los 560 millones de contraseñas robadas filtradas en Internet. ¿Es posible que también hayan robado nuestros datos? Ciertamente, por desgracia. Y también hay una forma de averiguarlo. El sitio web "haveibeenpwned.com" le permite comprobar, añadiendo su dirección de correo electrónico, si su cuenta ha sido comprometida. Si el resultado es positivo, tendrás que cambiar tu contraseña inmediatamente.

Para dificultar la vida a los hackers, también es buena idea activar la verificación en dos pasos: se trata de un sistema de seguridad que permite añadir un código a la contraseña simple, que suele enviarse al teléfono móvil, y que dificulta aún más la vida a los hackers.

Deja un comentario