Todas las formas de conectar tu tableta al televisor

Hay varias formas de conectar tu tableta al televisor: puedes usar cables HDMI o USB, una conexión WiFi u otros medios como Chromecast.

Si tienes una tableta o un iPad, puedes ver contenidos de vídeo directamente en tu televisor, usando un cable HDMI, un adaptador USB/HDMI o una conexión Wi-Fi. En este último caso, es necesario utilizar un dispositivo para conectarse al televisor, como Google Chromecast, Miracast o AirPlay, según el sistema operativo. Veamos cómo conectar tu tableta al televisor, analizando todos los modos disponibles sin perder calidad de resolución.

Cómo conectar tu tableta al televisor con un cable HDMI

El primer método para conectar tu tableta al televisor implica el uso de un cable HDMI, una solución sencilla, rápida y eficaz para resolver rápidamente el problema. En este caso, lo primero que hay que hacer es comprobar la compatibilidad de los dos dispositivos, para ver si ambos tienen puertos HDMI. Algunos dispositivos pueden tener micro HMDI en su lugar, por lo que tendrá que comprar un cable adecuado, de lo contrario un cable con conexiones HDMI convencionales será suficiente.

Algunas tabletas, por otro lado, tienen un puerto USB, por lo que tendrá que comprar un cable con un adaptador USB/HDMI. Estos últimos son algo más caros, pero se pueden comprar en Amazon sin gastar demasiado, encontrando productos de buena calidad a un precio razonable. Al mismo tiempo, hay que tener cuidado, ya que no todas las plataformas son compatibles con la conexión por cable, incluyendo NOW TV por ejemplo, mientras que con Netflix, la reproducción funciona sin problemas.

Cómo conectar la tableta al televisor con un cable USB

La segunda opción es conectar la tableta al televisor con un cable USB, posiblemente optando por un cable de última generación con un terminal USB Type-C. Esto garantiza una velocidad de reproducción óptima, para no disminuir la calidad de la resolución cuando se reproduce en el televisor. Por ejemplo, el iPad de Apple requiere la compra de un adaptador, para transformar la salida Lightning en HDMI, mientras que las tabletas de Samsung necesitan un adaptador HDTV, que garantice la resolución Full HD.

Cómo conectar la tableta al televisor sin cables

La tercera opción es conectar la tableta al televisor de forma inalámbrica, utilizando la conexión Wi-Fi para conectar ambos dispositivos. En este caso hay que comprar un dispositivo de transmisión de datos, los más utilizados son Google Chromecast y Miracast para dispositivos Android, iOS y Windows, o AirPlay para los iPad de Apple. El puerto HDMI del televisor también es fundamental en este caso, de lo contrario no se podrá activar la conexión, por lo que es importante comprobar la compatibilidad del televisor.

Google Chromecast

Google Chromecast es el dispositivo más utilizado actualmente, y funciona bien con cualquier tableta Android, pero también con las que tienen el sistema operativo iOS y con Windows. El dispositivo se puede alimentar desde un enchufe doméstico normal, o a través del puerto USB se puede utilizar un puerto del televisor, para evitar dejar el cable colgando y ocultar el cable detrás de la estructura, obteniendo un resultado más eficiente y agradable.

Google ofrece dos tipos de dispositivo, el clásico con un precio de unos 39 euros y resolución máxima en Full HD, o Chromecast Ultra, que se vende a un coste de unos 79 euros y es capaz de soportar una calidad de imagen en 4K, incluso con tecnología HDR dinámica. La instalación es realmente sencilla: basta con conectar el dispositivo al televisor y, a continuación, utilizar el smartphone o la tableta para configurarlo.

Para ello, se puede utilizar la app Google Home, que permite integrar el dispositivo con los comandos de voz de Google Assistant. El procedimiento consiste en conectarse a la red Wi-Fi doméstica y, a continuación, elegir el nombre que se mostrará en el televisor, utilizando una referencia diferente para cada habitación. Chromecast es compatible con muchas aplicaciones de streaming de vídeo y audio, como Netflix, YouTube, Infinity, Spotify y Vevo. Una vez configurado, basta con iniciar la reproducción en la tableta, seleccionando el icono de la pantalla en la esquina superior derecha para transferir el vídeo al televisor.

Miracast

Como alternativa al Chromecast de Google, puedes conectar tu tableta al televisor sin cables con Miracast, un dispositivo similar que también utiliza una conexión inalámbrica. De hecho, a través de la tecnología Wi-Fi Direct los dos dispositivos pueden comunicarse directamente, por lo que el uso del tráfico de datos no es tan elevado como con otros sistemas. Sólo funciona con tabletas Android y algunas tabletas Windows, y no es compatible con los iPad de Apple.

Funciona de forma similar al Chromecast de Google, por lo que sólo hay que iniciar la reproducción de vídeo y activar la conexión con el televisor seleccionando la opción Transmitir pantalla. Desde la interfaz también puedes ver los dispositivos conectados o limitar el consumo de tráfico de datos. Aquí también se admite una amplia gama de apps, desde Netflix hasta YouTube, y se mantiene una buena calidad incluso con los juegos multimedia.

Apple AirPlay

Si tienes un Apple TV, puedes conectar tu iPad mediante AirPlay, un dispositivo compatible con todos los dispositivos de Apple, incluido el iPhone. Se trata de un TV Box, con el que podrás conectar de forma inalámbrica tu iPad a tu televisor, utilizando un cable HDMI para conectar el dispositivo al Apple TV, configurando la red Wi-Fi para acceder a todas las apps integradas con esta tecnología. A continuación, sólo tienes que empezar a reproducir contenidos de vídeo en el iPad, seleccionando la función Duplicar pantalla para ver las imágenes directamente en el televisor, con calidad Full HD.

Deja un comentario