¿Qué es la RDSI?

La RDSI es un estándar obsoleto para la transmisión de datos. Fue el primero en hacer posible el uso de Internet y el teléfono al mismo tiempo. Estas no eran las únicas ventajas que aportaba. Sin embargo, los usuarios de la RDSI también tuvieron que soportar algunas desventajas.

RDSI es la abreviatura de las palabras inglesas "Integrated Services Digital Network" (Red Digital de Servicios Integrados). Traducido, es una "red digital con servicios integrados". En pocas palabras, la RDSI es una norma específica que permite la transmisión digital de datos. Surgió en los años 90 y sustituyó al módem telefónico analógico para navegar por Internet. Con el triunfo del DSL tras el cambio de milenio, el uso generalizado del estándar llegó a su fin. Hoy en día, rara vez se encuentra.

Las ventajas de la RDSI sobre las soluciones anteriores

El nuevo estándar pudo establecerse rápidamente a nivel internacional en la década de los 90 porque aportaba toda una serie de ventajas sobre las soluciones anteriores:

  • Por primera vez, permitía utilizar el teléfono e Internet simultáneamente.

La transferencia de datos a través de Internet fue significativamente más rápida que con los módems analógicos.

  • La transferencia fue casi sin pérdidas ni ruido. En los casos en que la RDSI se sigue utilizando hoy en día, es prácticamente siempre para la telefonía. Los usuarios no quieren renunciar a la alta calidad de llamada del estándar.

Se pueden asignar varios números de teléfono a una conexión. Especialmente en las oficinas, esta circunstancia fue muy apreciada.

Las desventajas de la RDSI

Sin embargo, el estándar también tiene que lidiar con dos desventajas que lo han hecho obsoleto entretanto. En primer lugar, su velocidad de transmisión es mucho menor que la de las modernas soluciones DSL. Incluso las conexiones por cable de cobre que aparecieron tras el cambio de milenio eran hasta 250 veces más rápidas. En segundo lugar, estaban los llamados "traficantes". Se trata de programas de acceso telefónico que secuestran la conexión a Internet y elevan los costes de uso de la red. Las conexiones DSL son inmunes a esta amenaza.

Deja un comentario