Modelos de puestos de trabajo híbridos: oportunidades y retos

El estudio internacional "Securing the New Hybrid Workplace" de Entrust muestra que el 91% de los empleados apoya los entornos de trabajo híbridos. Sin embargo, ven dificultades con la seguridad y la productividad.

La aparición de nuevas variantes del coronavirus vuelve a causar incertidumbre en muchas empresas. Ahora se trata de desarrollar un plan a largo plazo, un modelo de trabajo que satisfaga las necesidades de los empleados y de la dirección por igual, ya sean lugares de trabajo basados en la oficina, oficinas en casa o conceptos híbridos. En el estudio global "Securing the New Hybrid Workplace", Entrust, proveedor en el campo de las identidades de confianza, los pagos y la protección de datos, investiga los requisitos para asegurar los lugares de trabajo híbridos. Se encuestó a 1.500 directivos y 1.500 empleados de 10 países. Las cifras de Alemania aparecen siempre entre paréntesis.

Los retos

El estudio muestra que, a pesar de las preocupaciones por la seguridad, los modelos de trabajo híbridos son cada vez más populares: La mayoría de las empresas están pasando a un enfoque de lugar de trabajo híbrido a largo plazo, ya que el 80% (73%) de los directivos y el 75% (85%) de los empleados informan de que su empresa está impulsando actualmente un enfoque híbrido, o trabajando totalmente a distancia y considerando un modelo de trabajo híbrido. Sin embargo, el 54% (51%) de los empleados declararon pérdidas de productividad significativas debido a problemas de acceso a la red. El 21% de los ejecutivos a nivel mundial y en Alemania citan la falta de seguridad de las redes domésticas y el 20% (16%) la pérdida de datos sensibles de la empresa como sus mayores preocupaciones.

Otro reto es la gestión de las visitas, que cada vez es más importante: el registro detallado de quién ha entrado y salido de los espacios de la oficina será una gran prioridad en 2021. El 96% (88%) de los directivos y el 93% (87%) de los empleados consideran importante un sistema que registre y controle el tráfico de visitantes durante las horas de trabajo.

La seguridad de los datos en la oficina doméstica también plantea nuevos retos: los empleados trabajan ahora de forma más descentralizada que nunca, por lo que las empresas deben adaptar sus conceptos de seguridad de datos. Pero mientras que el 81% (84%) de los directivos confirma que su empresa ha ofrecido formación sobre seguridad de datos a sus empleados, sólo el 61% (57%) de los empleados se dio por enterado, lo que indica una importante brecha de comunicación.

Nuevas oportunidades

Muchos empleadores han adoptado ya el trabajo híbrido. El 68% (61%) de los encuestados también afirma que está considerando contratar nuevos talentos que trabajen en lugares geográficamente diversos. Se necesitan nuevas formas de asegurar y mejorar los procesos de incorporación y de incorporación en un entorno de trabajo híbrido.

Además, el 53% (57%) de los jefes de departamento busca mejorar sus métodos de formación y el 47% (39%) está introduciendo nuevas herramientas de colaboración. Además, en relación con la introducción de modelos de trabajo híbridos, los directivos están tomando medidas para controlar la seguridad informática interna. El 51% (36%) está implementando tecnologías de contraseñas de un solo uso, el 40% (43%) utiliza la autenticación biométrica y el 36% (21%) utiliza la verificación de la identidad móvil para ir un paso por delante de los hackers y proteger los datos internos.

Seguridad informática

Además de la seguridad física e informática, debido a la pandemia, las empresas también deben incluir la salud de los empleados en sus precauciones laborales. La encuesta muestra un apoyo abrumador a la gestión integral de las visitas dentro de las organizaciones, con un 96% (89%) de los ejecutivos y un 93% (87%) de los empleados a favor de un sistema que registre y controle a los visitantes dentro del edificio de oficinas.

Las razones de este mayor deseo de controlar a los visitantes se deben principalmente a la precaución de Covid-19. El 83% (80%) de los directivos y el 84% (79%) de los empleados citan el riesgo de propagación del virus como la razón más importante para establecer un sistema de gestión de visitas. Otras razones son la protección de la información confidencial -el 65% (43%) de los ejecutivos y el 55% (55%) de los empleados- y la prevención de daños corporales -el 61% (44%) de los ejecutivos y el 62% (28%) de los empleados-.

Seguridad de los datos

Durante mucho tiempo se consideró difícil conciliar las oficinas en casa con las políticas de protección de datos de toda la empresa. En este caso, las medidas relacionadas con la pandemia parecen haber dado un paso en la dirección correcta: el 81% (84%) de los ejecutivos afirman que su empresa ha ofrecido a los empleados formación sobre la seguridad de los datos; para la mayoría, esto ha ocurrido como consecuencia de la pandemia. Con la ayuda de la formación, las empresas pueden reducir drásticamente el riesgo de amenazas a la seguridad, como los ataques de phishing y ransomware, que se aprovechan de la falta de concienciación de sus destinatarios.

Desgraciadamente, sólo el 61% (57%) de los empleados sabía que su empresa ofrecía formación sobre seguridad de datos, lo que indica una falta de comunicación en este ámbito.

Detalles de la encuesta

Securing the New Hybrid Workplace es un estudio realizado a 1500 ejecutivos y 1500 empleados de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Alemania, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Japón y Singapur. Los datos fueron recogidos por Entrust durante 2021. El estudio explora temas actuales como las mejores prácticas para el trabajo híbrido, la gestión de los visitantes en los edificios de oficinas y el impacto de los modelos de trabajo híbrido en la seguridad en el lugar de trabajo.

Deja un comentario