Guía completa de los AirPods de Apple

Los AirPods son los auriculares inalámbricos de Apple, un dispositivo avanzado que permite escuchar música, transmitir vídeos y películas, chatear durante las llamadas y utilizar el asistente de voz Siri, conectando los auriculares al dispositivo sin necesidad de utilizar un cable. Apple ha lanzado recientemente una nueva versión de sus auriculares inalámbricos, los AirPods 2, que son aún más eficientes y vienen con un moderno estuche, que permite cargarlos de forma inalámbrica para que estén siempre listos en cualquier momento del día.

Airpods: versiones, características y requisitos técnicos

Lanzados por primera vez en 2016, los AirPods son los auriculares inalámbricos de Apple, compatibles con cualquiera de los dispositivos de la compañía de Cupertino, como el iPhone, el iPad y el iPod Touch. Desde su lanzamiento, han tenido un gran éxito entre el público, ya que permiten escuchar música, ver series de televisión y hacer streaming de películas sin utilizar los molestos cables, que inexorablemente acaban enganchándose en la ropa y dificultando el movimiento.

Los AirPods tienen un diseño moderno y de alta tecnología, son bastante cómodos de llevar y están equipados con chips especiales para la conectividad móvil, Wi-Fi y Bluetooth, con integraciones para el asistente de voz de Apple, Siri, sensores ópticos y acelerómetros para la detección de la voz. Desde 2016 hasta 2019 se hicieron dos versiones de los AirPods, la original y el último modelo evolucionado, los AirPods 2, que se pueden encontrar en las tiendas oficiales de Apple a un precio de 229€.

Las características técnicas de los AirPods 2 son un peso de tan solo 4 gramos por auricular, conectividad inalámbrica y Bluetooth, un tamaño de 40,5mm de longitud, entrega con estuche incluido en el precio y sistema de carga inalámbrica, con 24 horas de duración de la batería en modo escucha, o hasta 18 horas en modo conversación. En su interior hay dos sensores ópticos, dos micrófonos beamforming, un acelerómetro de movimiento y un acelerómetro de voz.

Los requisitos del sistema son la versión 12.2 de iOS y superior, la versión 10.14.4 de Mac OS y la versión 5.2 de watchOS y superior. Por ejemplo, los AirPods 2 son compatibles con el iPhone XS, XR, X, 8, 7, 6, SE y 5S, el iPad Air de tercera generación y la quinta versión del iPad mini, el MacBook Air de 11 y 13 pulgadas, el iMac de 21,5 y 27 pulgadas, el iMac Pro y el Mac mini, incluido el iPod Touch de sexta generación. También puedes conectar y utilizar los AirPods con el Apple TV HD y 4K, así como con el Apple Watch series 1 a 4.

Cómo funcionan los AirPods

Antes de comprar los AirPods, tendrás que comprobar la compatibilidad con tus dispositivos. Mientras que la segunda generación requiere de dispositivos recientes, como se muestra en el párrafo anterior, la primera versión puede conectarse con iPhone, iPad y iPod Touch que ejecuten iOS 10 o posterior, Apple Watch que ejecute al menos watchOS 3, Apple TV que ejecute tvOS 11 o superior, o Mac que ejecute macOS Sierra.

Una vez que hayas comprobado la compatibilidad, puedes pasar a configurar los AirPods, para lo que primero debes realizar un procedimiento preciso. Para activar los auriculares inalámbricos de Apple hay que coger el iPhone, desbloquear la pantalla, coger los AirPods y acercarlos al dispositivo, hasta que aparezca una pantalla con una imagen de los auriculares. Por último, toca en Conectar e inmediatamente después realiza la configuración de Siri para conectar los AirPods con el asistente de voz de Apple.

Tras la activación los auriculares están listos, así que puedes ponértelos y empezar a usarlos enseguida. Por ejemplo, puedes escuchar música iniciando la reproducción desde Apple Music o iTunes, manejar Siri desde los auriculares, hacer y recibir llamadas, transmitir vídeos y películas o iniciar una conversación social en directo a través de los AirPods, manteniendo ambas manos libres para evitar cualquier estorbo.

Utilizando tu dispositivo Apple, como un iPhone compatible, puedes nombrar los AirPods, cambiar el modo de doble toque, que permite responder a las llamadas telefónicas, activar el asistente de voz Siri y gestionar las principales funciones de los auriculares inalámbricos. Los AirPods funcionan en modo automático cuando se llevan puestos, pero puedes cambiar estos ajustes desde tu iPhone, como desactivar la detección automática de oídos, o reproducir el audio en un solo auricular.

Cómo conectar los AirPods a dispositivos Android y PC con Windows

Los AirPods también pueden utilizarse con dispositivos Android, smartphones y tabletas, o PC con sistema operativo Windows. Por supuesto, no puedes usar los comandos de voz de Siri, pero puedes usar los auriculares para hacer llamadas, escuchar música y transmitir películas. Para conectar tus AirPods con tus dispositivos Android, solo tienes que entrar en los ajustes de tu dispositivo, activar el Bluetooth y mover el interruptor a ON.

A continuación, enciende tus auriculares Apple manteniendo pulsado el botón de la parte trasera del estuche de los AirPods hasta que aparezca una luz blanca parpadeante. Esto se debe a que debes comprobar la detección automática del dispositivo en tu smartphone, comprobando en la sección Dispositivos asociados. Lo mismo se puede hacer en un PC con Windows 10 entrando en los ajustes y pulsando en Dispositivos, Bluetooth, Otros dispositivos y activando la conexión Bluetooth.

Cómo conectar los AirPods al Apple TV

Los AirPods también se pueden utilizar con el Apple TV conectando los auriculares a la Smart TV de la compañía de Cupertino, siempre que se tenga un dispositivo de cuarta generación, que ejecute tvOS11 o posterior. Para conectar los AirPods al Apple TV, solo hay que ir a los ajustes del sistema del televisor con el mando a distancia, seleccionar el símbolo del engranaje, ir a Controles y dispositivos remotos, Bluetooth, encender los auriculares y esperar a que se detecten automáticamente.

Cómo gestionar el volumen de los AirPods

Los AirPods son extremadamente fáciles de usar, ya que una vez que te los pones en los oídos puedes hacer varias configuraciones y ajustes sin necesidad de usar el dispositivo conectado a ellos. Por ejemplo, para subir y bajar el volumen de los AirPods se puede utilizar Siri, mediante comandos de voz para ajustar el sonido de los auriculares. Para ello, entra en los ajustes de tu iPhone, o de cualquier otro dispositivo de Apple, activa la conexión Bluetooth y selecciona los AirPods derecho e izquierdo.

Después de esta sencilla operación podrás subir o bajar el volumen con tu voz, utilizando el comando de voz Hey Siri baja el volumen un 50%, obviamente eligiendo el porcentaje deseado. Como alternativa, puedes ajustar el volumen de los AirPods desde tu iPhone arrastrando la pantalla de arriba a abajo, seleccionar el icono de sonido, tocar el símbolo de los AirPods y subir o bajar el volumen manualmente.

Cómo usar los comandos de voz de Siri con los AirPods

Para usar los AirPods, solo tienes que configurarlos, conectarlos a tu dispositivo y usar el doble toque para responder a las llamadas, reproducir y pausar la música, escuchar podcasts y mucho más. Al mismo tiempo, para sacar el máximo partido a los auriculares, hay que aprovechar la integración con Siri, el asistente de voz de Apple, para controlar las funciones de los AirPods directamente con la voz. Por ejemplo, basta con decir comandos como Oye Siri llama a XXX, Oye Siri sube el volumen, Oye Siri pon la música de XXX, o Oye Siri cómo llegar a XXX.

El asistente inteligente realizará rápidamente todas estas tareas, por lo que no tendrás que hacer nada más, lo que supone una forma sencilla y cómoda de ahorrar tiempo, especialmente útil cuando estás ocupado haciendo otras tareas y conduciendo. Aunque Siri es más eficiente en inglés, la versión italiana también está progresando significativamente, siendo más fiable. Esto permite utilizar nuevos comandos de voz, como pedirte que saltes a la siguiente canción de tu lista de reproducción, que avances 25 segundos o que reduzcas el volumen en un 20%.

Cómo cargar los AirPods

Una de las características más interesantes de los AirPods es el sistema de carga inalámbrica, situado en el interior del estuche de los auriculares, que aumenta considerablemente la duración de la batería de los mismos. Para cargar los AirPods, basta con colocarlos en el estuche y siempre estarán listos para su uso, recargándolos cuando no se usen para evitar quedarse sin batería si se está lejos de una toma de corriente.

Para cargar el estuche de los AirPods, es necesario utilizar el cable Lightning incluido, que se conecta a un adaptador compatible con Apple y a la carcasa exterior de los auriculares. Esto se puede hacer tanto con los AirPods dentro como sólo con el estuche. El estuche es compatible con los sistemas de carga inalámbrica, por lo que se puede recargar tanto con el cable Lightning como en modo IQ, utilizando un soporte original de Apple, colocando el estuche en la base con la luz indicadora en la parte superior.

Para aumentar el tiempo de carga de los AirPods es importante volver a colocarlos siempre en el estuche, evitando mantenerlos encendidos cuando no se necesiten, además no hay que abrir y cerrar el estuche con demasiada frecuencia, de lo contrario la autonomía disminuye considerablemente. Para comprobar el estado de la carga sólo tienes que utilizar tu dispositivo, iPhone, iPod Touch o iPad, manteniendo la funda cerca del dispositivo para ver el porcentaje de carga en la pantalla. Desde un Mac, haz clic en el menú principal y coloca el ratón sobre los AirPods.

El indicador luminoso muestra la duración restante de la batería, que es verde cuando los AirPods están completamente cargados, o amarillo si queda menos de una carga, es decir, 5 horas de escucha y 3 horas de conversación. Si, por el contrario, la luz amarilla parpadea, significa que se requiere una nueva configuración del auricular. Cabe destacar que con tan solo 15 minutos de carga en el estuche, los AirPods ofrecen hasta 3 horas de escucha y 2 horas de conversación.

Cómo resetear tus AirPods

En algunos casos los AirPods pueden experimentar una notable bajada de rendimiento, perdiendo gran parte de su batería inicial, aunque los recargues como indica Apple. Una buena solución en estas situaciones es resetear completamente los auriculares, una operación rápida y sencilla que en ocasiones puede solucionar el problema, restaurando el rendimiento original de los auriculares inalámbricos de Apple.

Para resetear los AirPods basta con mantener pulsado el botón del estuche, tras introducir los auriculares en él, durante al menos 10-15 segundos hasta que la luz indicadora muestre un color naranja intermitente. A continuación, tendrás que volver a configurar los AirPods y comprobar la duración de la batería tras una carga completa. En ocasiones, la pérdida de rendimiento ha sido de hasta un 5%, lo que supone una pérdida importante de potencia sobre todo cuando se utilizan para las conversaciones telefónicas.

Cómo limpiar los AirPods

Los AirPods son dispositivos especialmente delicados, pero al estar en contacto con los oídos hay que limpiarlos regularmente, ya que de lo contrario pueden acumular suciedad y resultar antihigiénicos. Para limpiar los AirPods, utiliza un paño seco, preferiblemente suave, sin superficies rugosas ni materias extrañas, que podrían rayar el revestimiento de los auriculares y estropearlos. Es importante no utilizar agua ni productos de limpieza, ya que los líquidos que se introduzcan en los AirPods podrían provocar un mal funcionamiento de la electrónica.

Una solución adecuada son los clásicos discos de algodón, que permiten limpiar tanto el exterior de los AirPods como las pequeñas redes metálicas del micrófono y los sensores sin dañarlos. Para la carcasa, en cambio, es aconsejable utilizar un paño de microfibra, humedeciéndolo con una pequeña cantidad de alcohol isopropílico y evitando cuidadosamente mojar las aberturas y los puertos de carga. De nuevo, no utilices superficies rugosas ni agentes de limpieza agresivos y desconecta siempre el dispositivo de cualquier fuente de alimentación.

Naturalmente, los AirPods suelen entrar en contacto con el sudor y otros fluidos corporales naturales, especialmente cuando se utilizan para actividades deportivas o en días especialmente calurosos. Para evitar que se dañen los auriculares, es fundamental quitárselos inmediatamente después del ejercicio, secarlos con un paño seco y esperar a que se sequen completamente al aire, sin utilizar dispositivos como secadores de pelo u otros.

Deja un comentario