El 5G no sustituirá al 4G

¿Se apagará pronto la red 4G, obligando a millones de usuarios a comprar un teléfono 5g? Esto es lo que hay de cierto detrás de esta leyenda urbana

Las primeras antenas -experimentales- se han encendido en los últimos meses y semanas, convirtiendo a Italia en uno de los primeros países del mundo cubiertos por la señal 5G. A decir verdad, de momento solo algunas de las principales ciudades italianas están alcanzadas por la nueva tecnología de conectividad celular, pero el objetivo de los distintos operadores es extender la red en los próximos meses y cubrir todo el país en un año aproximadamente.

El halo de misterio que aún rodea a la tecnología, sin embargo, ha dado lugar a una serie de falsos mitos y leyendas sobre el 5G. En las redes sociales, por ejemplo, hay quienes insisten en los efectos que tendría en el cuerpo humano, ignorando quizá que la legislación italiana sobre emisiones SAR es una de las más estrictas de Europa. También hay quienes están convencidos de que el 5G sustituirá al 4G, obligando a los usuarios a deshacerse de los smartphones que usan hoy en día y a comprar otros nuevos.

5G en lugar de 4G, qué hay de cierto

No hay que andarse con rodeos: es cierto que el 5G está destinado a sustituir al 4G y a dejarlo en desuso, pero esto solo ocurrirá a largo o incluso muy largo plazo. En cualquier caso, no antes de una década o así, cuando quizás también hayan lanzado el 6G y el 5G se considere viejo. Se trata de un proceso que ocurre periódicamente en el ámbito tecnológico, en cuanto se lanza al mercado una nueva versión de alguna tecnología. En el mundo de la telefonía móvil, por ejemplo, el 4G ha dejado obsoleto el 3G, pero este estándar sigue estando disponible y es utilizado por una gran parte de los smartphones. Y lo mismo ocurrirá con el 4G y el 5G.

La introducción de la nueva tecnología de comunicación celular, sin embargo, podría afectar al 3G. Como se ha mencionado, la legislación sobre las emisiones de ondas de radio en Italia es especialmente estricta, lo que podría ralentizar el despliegue de la red 5G en amplias zonas de Italia. Para evitarlo, los operadores de telefonía se plantean desmantelar la red 3G UMTS y utilizar el "espacio" que dejan libre estas antenas para los transmisores 5G. Actualmente es sólo una hipótesis de trabajo, pero es posible que no se aplique hasta dentro de unos años.

Deja un comentario