Cuántos datos consumen los servicios de streaming de audio y vídeo online

Tiene sentido saber de antemano qué puedes hacer con tu tráfico de datos analizando cuánto consumen los servicios de streaming

¿Te gusta ver vídeos en alta resolución y escuchar música con una calidad de sonido perfecta con tu nuevo smartphone? Pues que sepas que, a no ser que uses Wi-Fi, corres el riesgo de quedarte sin tráfico de datos con bastante antelación.

Quedarte sin tráfico de datos antes de que acabe el mes (o más bien antes de que acaben las 4 semanas) es un gran problema. Tendrías que rebuscar en tu cartera para comprar tráfico extra o (aún peor) renovar tu oferta de internet antes de que caduque. Otra alternativa, como hacen algunos, es esperar a que termine el mes, utilizando sólo la red Wi-Fi de casa o caminando por la calle en busca de una conexión pública. Incluso en este caso, las molestias son enormes. Por tanto, sería una buena idea saber de antemano qué podemos hacer con el tráfico de datos que tenemos disponible, "investigando" cuánto consumen los servicios de streaming de audio y vídeo.

Streaming de audio

El consumo de datos depende, por supuesto, de la calidad de audio del contenido que se transmite. Por lo tanto, está claro que cuanto más baja sea la calidad, menos tráfico de datos se consume. Dicho esto, echemos un vistazo a la cantidad de datos que puede consumir una sola canción, según el estándar.

De media, escuchar una canción en Internet en baja calidad consume sólo 0,72 MB por minuto. Calculadora en mano, eso significa 43,2 Megabytes por hora. Esto se debe a que el estándar requiere 96kbps (kilobits por segundo).

Si eliges la calidad normal, debes saber que el estándar consume 160 kilobits por segundo al transmitir. Así, en un minuto, un contenido de audio ocuparía 1,20 MB. Megabytes que se convertirían en 72 si se multiplican por 60 minutos.

¿Y cuánto consume la alta calidad? Mucho, por supuesto. Para ser exactos 320 kbps, que en un minuto son, de media, 2,40 MB y en una hora 144 MB.

Video streaming

Pasemos al verdadero "usurpador" del tráfico de Internet: el voraz video streaming. Si te gusta ver Netflix usando tu conexión de datos, ten cuidado. El consejo es bajar la calidad del vídeo.

Un contenido de baja calidad (240p- 320p) consumirá unos 300 MB cada hora.

Subir el estándar (480p) y pasar a SD (definición estándar) aumentará el consumo de tráfico a 700 MB cada 60 minutos.

Si, por el contrario, quieres ver un vídeo de alta calidad el uso de tráfico de datos dependerá del estándar. Un clip de 720p consumirá 0,9 GB por hora, un clip de 1080p ocupará 1,5 GB y un vídeo de 2K consumirá 3 GB.

Cerremos con la "exigente" calidad ultra HD (UHD). De media, UHD consume unos 7,2 GB por hora de streaming.

Si utilizas Netflix, Spotify, YouTube, es aconsejable que configures la calidad de vídeo/audio para que se ajuste a tu oferta de Internet. Eso si no quieres quedarte sin tráfico de datos.

Deja un comentario