5,2 millones de dispositivos utilizan versiones antiguas de Windows

Aunque el soporte para Windows 7 ha expirado, este sistema operativo funciona en cuatro millones de ordenadores en Alemania. Esta es la conclusión del proveedor de seguridad Eset, que recomienda actualizaciones urgentes para evitar riesgos de seguridad.

Con casi un 80% de cuota de mercado, Microsoft tiene el poder de mercado en Alemania con el sistema operativo Windows.

En el mercado de sistemas operativos, Windows domina los ordenadores portátiles y de sobremesa. Según Statista, la cuota de mercado mundial del sistema operativo del gigante estadounidense Microsoft era del 77,12% en septiembre de 2020, seguido por MacOS de Apple con el 17,57% y Linux con el 1,73%. En Alemania, la cuota de mercado rondaba el 80% en noviembre de 2020, según el fabricante de seguridad Eset. La buena noticia es que la mayoría de los ordenadores de sobremesa y portátiles en uso ejecutan la última versión de Windows 10, pero un análisis más detallado de las cifras publicadas por Eset revela que un total de 5,2 millones de dispositivos todavía dependen de versiones obsoletas de Windows.

Uso a pesar del fin de soporte

Si se utilizan sistemas operativos para los que el fabricante ya no proporciona actualizaciones de seguridad, se consideran inseguros. En Alemania, un total de 5,2 millones de ordenadores de sobremesa y portátiles funcionan con sistemas operativos Winwods obsoletos.

Cuatro millones de ordenadores aún tienen instalado Windows 7, a pesar de que el soporte de Microsoft para él finalizó el 14 de enero de 2020. El problema de utilizar sistemas anticuados es que las brechas de seguridad descubiertas por el fabricante ya no se cierran con las actualizaciones y, por tanto, pueden ser aprovechadas por los ciberdelincuentes.

Otros dos millones de dispositivos siguen ejecutando Windows 8.1. Aunque el soporte extendido de Microsoft para este sistema operativo no termina hasta el 10 de enero de 2023, el soporte general ya terminó a principios de 2018. Alrededor de 41 millones de dispositivos en Alemania utilizan el actual Windows 10. Aunque era posible cambiar a esta versión de forma gratuita, alrededor del 11 por ciento de los ordenadores siguen teniendo instalado un sistema operativo obsoleto. Son más de cinco millones de dispositivos en Alemania. Thomas Uhlemann, sepcialista de seguridad de Eset, se muestra escandalizado por estas cifras: "Este comportamiento es negligente. La información sobre las vulnerabilidades de seguridad conocidas se difunde rápidamente en los foros clandestinos y se utiliza para diversos escenarios de ataque. Para las empresas, el uso puede resultar muy caro en cuanto se procesen datos personales en estos dispositivos, ya que el Reglamento General de Protección de Datos de la UE exige claramente el cumplimiento del estado de la técnica en este ámbito. Asimismo, las regulaciones de las ciberaseguradoras o de los proveedores de servicios financieros pueden quedar invalidadas en caso de daños."

Pero no sólo en el ámbito empresarial el uso de sistemas operativos antiguos puede tener graves consecuencias. En cuanto a la banca online, Eset también recomienda un sistema operativo moderno que se mantenga siempre actualizado, el uso de una solución de seguridad moderna y un navegador actualizado. Esto se debe a que, en caso de daños, los bancos pueden rechazar una reclamación de indemnización porque el cliente ha descuidado sus obligaciones. Según Eset, las compañías de ciberseguros también se niegan a resolver las reclamaciones en muchos casos. Por lo tanto, los usuarios deben comprobar regularmente si el ordenador que utilizan para la banca online está actualizado e instalarlo.

En una entrada del blog, Uhlemann explica por qué los sistemas operativos no reciben más soporte y llegan así al final de su vida útil (EOL).

Deja un comentario