¿Qué es la comunicación entre máquinas (M2M)?

Las máquinas intercambian información entre sí en el marco de la comunicación de máquina a máquina - esto representa el último estado de la tecnología industrial.

La comunicación de máquina a máquina (M2M) se refiere al intercambio automatizado de información entre dispositivos técnicos como máquinas o vehículos, por lo que la comunicación tiene lugar directamente o con la participación de un centro de control. Los canales de comunicación son Internet y diversas redes de acceso, como la red móvil. Esto conduce a una interconexión de la tecnología de la comunicación y la información.

¿En qué áreas se utiliza M2M?

La racionalización de los procesos de trabajo a través de la comunicación automatizada de las máquinas se puede utilizar básicamente en todas las ramas de la industria, y conduce inevitablemente a un aumento de la productividad. Los ámbitos clásicos de aplicación son la telemetría, que implica el mantenimiento y la supervisión a distancia de máquinas y sistemas. Además, esta tecnología está muy extendida en el negocio de las máquinas expendedoras. Las máquinas expendedoras "inteligentes" informan de forma independiente a la oficina central cuando se ha alcanzado un determinado nivel de reabastecimiento y, por tanto, es necesario reabastecerse. De este modo, se pueden evitar los tiempos de inactividad de las máquinas expendedoras, así como los desplazamientos de control por parte del operador de la máquina. Existen otros campos de aplicación para la comunicación máquina a máquina en la gestión de transportes/flotas, en los servicios públicos, así como en la tecnología energética y de seguridad.

¿Cuáles son las consecuencias del uso de la tecnología M2M?

El efecto de racionalización causado por el uso de M2M conduce a un ahorro masivo en el área de costes, lo que resulta en un potencial sustancial tanto para la industria como para la sociedad como tal. En el contexto de la Industria 4.0 y el Internet de las Cosas (IoT), se prevé que la comunicación M2M tenga un gran futuro, los programas de financiación como "ICT 2020" se ocupan de proporcionar los recursos financieros para las necesidades especiales de investigación en esta área.

Componentes de una aplicación M2M

Una solución M2M se caracteriza siempre por tres componentes que son interdependientes:

  • Dispositivo final (punto final de datos), por ejemplo una máquina expendedora que se va a supervisar
    • Red de portadores de comunicaciones (red móvil GSM, red fija, Bluetooth, etc.).)
  • Punto de integración y recogida de datos (servidor que evalúa los datos entrantes e inicia las medidas)

En términos de tecnología de sistemas, las aplicaciones M2M constan de varios elementos de hardware y software que interactúan entre sí, como módems, aplicaciones de servidor y redes de radio o datos móviles. En un sentido más amplio, los servicios de consultoría e integración de sistemas también deben contarse entre los componentes de un sistema M2M.

Conclusión

La comunicación de máquina a máquina (M2M) representa el futuro del trabajo con máquinas y dispositivos industriales, por lo que la tecnología requiere una intensa cooperación entre los operadores de servidores, redes de comunicación y terminales. Si se cumplen los requisitos previos en términos de hardware y software, así como en el ámbito organizativo marco, el uso de M2M conduce a un considerable ahorro de costes, lo que crea un gran potencial para el comercio y la industria.

Deja un comentario