Q.beyond vende IP Exchange

Por unos 44 millones de euros, Q.beyond vende su filial de colocación IP Exchange al operador de centros de datos holandés NorthC Group. El proveedor de servicios TIC de Colonia se despide así del mercado de la colocación. NorthC Group se expande en el mercado alemán con la compra.

Ya en mayo de este año, Q.beyond anunció que se desprendería de su negocio de colocación. El primer paso se dio con la venta de la filial IP Colocation a Datev en agosto de este año. Ahora, el proveedor de servicios TIC con sede en Colonia se retira por completo del mercado de la colocación y se desprende de su filial IP Exchange, que gestiona los centros de datos de Múnich y Núremberg.

Por unos 44 millones de euros, IP Exchange pasa a manos de NorthC Group Deutschland, una empresa del operador de centros de datos holandés NorthC Group, que se expande en el mercado alemán con la compra. El Grupo NorthC opera actualmente diez centros de datos en los Países Bajos, entre ellos los de Ámsterdam, Utrecht y Eindhoven. Con la venta de IP Exchange, Q.beyond sigue su estrategia de crecimiento "2020plus". Un componente clave de esta estrategia son las adquisiciones, con las que la empresa con sede en Renania pretende complementar su cartera de productos, ampliar su espectro industrial y expandir su experiencia tecnológica.

El proveedor de servicios TIC con sede en Colonia ha agrupado la mayor parte de su negocio de colocación y alojamiento en su filial IP Exchange desde el 1 de enero de 2021. El negocio de colocación, que requiere una gran inversión, no formaba parte del enfoque estratégico de Q.beyond desde hacía tiempo. Por ello, desde la primavera de 2021 se han desarrollado y examinado varias opciones para esta zona. Según el miembro del consejo de administración Jürgen Hermann, la venta permite ahora al proveedor de servicios TIC centrarse en su negocio principal de nube, SAP e IoT. "Con la venta, reducimos la complejidad, aumentamos nuestro margen de maniobra y afinamos nuestro posicionamiento", explica Hermann. Los centros de datos de la sede de Hamburgo, donde Q.beyond agrupa el negocio de servicios gestionados y ofrece soluciones de nube privada, siguen formando parte del negocio principal.

Centrarse en el negocio del lugar de trabajo

El negocio de colocación generó unos cinco millones de euros de ingresos por trimestre, según Q.beyond. Con la venta, la empresa espera ahora unos ingresos ajustados a la transacción de 155 a 165 millones de euros (anteriormente de 160 a 170 millones de euros). Tras una primera evaluación de los efectos de la desconsolidación, la empresa espera un EBITDA de al menos 27 millones de euros para el ejercicio 2021 (en lugar de entre ocho y 13 millones de euros como anteriormente). Teniendo en cuenta los costes de la transacción y los impuestos, la compañía aumenta su previsión de flujo de caja libre para el ejercicio 2021 hasta al menos 33 millones de euros (antes entre -2 y +3 millones de euros), al igual que hizo tras la venta de la colocación de IP.

La venta de todo el negocio de colocación, que según la compañía genera unos ingresos anuales de unos 20 millones de euros, afecta a la cifra de ingresos para 2022 declarada como parte de su estrategia de crecimiento "2020plus". Q.beyond pretende ahora alcanzar un margen de EBITDA superior al diez por ciento y un flujo de caja libre positivo y sostenible en el próximo año, con unos ingresos de 180 millones de euros. El director general Hermann subraya: "Nuestros objetivos siguen siendo ambiciosos. También supongo que compensaremos la pérdida del negocio de colocación mediante adquisiciones estratégicamente adecuadas." En junio de este año, el proveedor de servicios TIC ya amplió su experiencia en el ámbito del puesto de trabajo digital mediante la adquisición de Datac, socio de Microsoft. En los próximos meses, la empresa dará prioridad a las adquisiciones de empresas tecnológicas adecuadas con una facturación anual de hasta 30 millones de euros y con un modelo de negocio sosteniblemente rentable.

Deja un comentario