Las mejores películas de viajes espaciales que hay que ver

El espacio infinito y el sueño de viajar entre las estrellas siempre han sido objeto de ardor y ambición humana. Un sueño que se ha concretado mucho más en los últimos años gracias a los avances tecnológicos, y a todas aquellas empresas que siguen invirtiendo en llevar a los turistas a visitar el cosmos. Vivir la experiencia de observar la Tierra desde alturas antes inimaginables. Y si bien es cierto que la historia de las empresas "estelares" está cada vez más presente gracias al empeño de compañías del calibre de SpaceX o Virgin Galactic, que reservan asientos en primera fila para magnates y multimillonarios, los simples mortales no podemos hacer más que esperar nuestro turno dedicándonos a ver alguna película sobre el espacio, ya sea de culto o de producción más fresca.

Esas mismas películas que protagonizan nuestra edición especial, dedicadas por no decir las mejores del género. Lo que sigue, sin embargo, no es una clasificación en el sentido estricto de la palabra, sino más bien una colección de hitos temáticos, y que también abarca otros subgéneros como el terror, el thriller psicológico y la siempre fascinante ciencia ficción.

2001: Una Odisea del Espacio (1968)

Sólo podíamos abrir esta ronda de las mejores películas espaciales para ver con la obra maestra de Stanley Kubrick de 1968, 2001: Una Odisea del Espacio, que por sí sola reavivó el entusiasmo del mundo por la exploración espacial. En la película, tras descubrir un misterioso artefacto enterrado bajo la superficie lunar, la humanidad decide emprender la búsqueda de sus orígenes. La herramienta elegida para la misión es la supercomputadora inteligente H.A.L. 9000.

Se trata de una de las obras maestras de la ciencia ficción moderna, inspirada en el clásico de Arthur C. Clarke de 1948 El centinela, pero con una narrativa totalmente personal y una clave única para el director, que ha querido desmarcarse del material original. La película fue nominada a cuatro Oscars y ganó una estatuilla a los mejores efectos especiales, creada por el propio Kubrik. Actualmente, 2001: Una Odisea del Espacio también está disponible en streaming en TIMVISION y Chili, y sin duda sigue siendo un testamento cultural y cinematográfico de rara profundidad.

Alien (1979)

Para los aficionados a la ciencia ficción, el Alien original es una de esas películas que hay que ver, y volver a ver, a toda costa. En la película de Ridley Scott de 1979, un carguero aterriza en un planetoide remoto tras interceptar una transmisión desconocida, interpretada como una llamada de auxilio. En el planeta, uno de los miembros de la tripulación es atacado por una misteriosa forma de vida que, una vez a bordo, abandonará a su huésped humano y evolucionará hasta convertirse en un feroz depredador hambriento de carne humana.

En la película antológica de Scott, la ciencia ficción y el terror se combinan para crear un resultado sin igual, que lanzó al imaginario público a la heroína Ellen Ripley, interpretada por una extraordinaria Sigourney Weaver, y al icónico y temible Xenomorfo. Alien también ganó un Oscar a los mejores efectos especiales gracias al esfuerzo de Hans Ruedi Giger, Carlo Rambaldi, Brian Johnson, Nick Allder y Denys Ayling.

Misión a Marte (2000)

Distribuida en el año 2000 y ambientada en el mismo año, Misión a Marte, de Brian De Palma, surge de las mismas sugerencias que impulsan la exploración espacial en la actualidad. No es casualidad que los acontecimientos de la película giren en torno a la conquista de Marte, el verdadero objetivo de Elon Musk y su SpaceX. La historia sigue la primera misión humana al Planeta Rojo y la exploración de la misteriosa región de Cydonia, donde la tripulación es aniquilada por una fuerza misteriosa.

El único superviviente, Luke Graham, al que Don Cheadle presta su rostro y talento interpretativo, envía un SOS. Por ello, se organiza un segundo viaje con una nueva tripulación, con el objetivo de revelar la verdad sobre lo ocurrido a los primeros exploradores y desentrañar el misterio que rodea a Marte y su fascinante superficie. La película está disponible en streaming en Chili, y es una visita obligada para quien quiera involucrarse en todas esas pesadillas que el espacio ha encarnado prácticamente desde los albores de la civilización.

Apollo 13 (1995)

Disponible en streaming en Netflix, Apolo 13, de Ron Howard, cuenta con un reparto estelar para narrar un trozo de historia. La película se centra con bastante fidelidad en la malograda misión de la NASA del mismo nombre, que debía ofrecer al mundo su tercer alunizaje, pero que fracasó estrepitosamente debido a una avería. Por ello, la agencia estadounidense se ocupa de idear una estrategia para traer el Apolo 13 de vuelta a la Tierra de forma segura, en un intento por salvar la vida de los tres astronautas que iban a bordo. Howard dirigió a Tom Hanks, Kevin Bacon, Bill Paxton, Gary Sinise y Ed Harris en 1995, y consiguió nueve nominaciones a los Oscar, ganando dos estatuillas: mejor montaje y mejor sonido. Todo ello con la asistencia técnica de la NASA, que ayudó a realizar una película increíblemente precisa, algunas de cuyas escenas se rodaron en un plano de gravedad reducida para la representación realista de la ingravidez que experimentaban los astronautas.

Solaris (1972)

La obra maestra de Andrei Tarkovsky de 1972, Solaris, es una de las mayores expresiones del cine de ciencia ficción. Y, en consecuencia, una de las películas espaciales que no podía faltar en la lista. La película es un viaje entre las estrellas que se convierte en un pretexto "banal" para explorar las mociones de la soledad y narrar lo incompleto de la naturaleza humana. El protagonista de la trama es Chris Kelvin, interpretado por el actor Donatas Banioni, un psicoanalista enviado a una estación espacial donde los cosmonautas van perdiendo la cabeza poco a poco, rememorando recuerdos lejanos y el reflejo de sus seres queridos ya fallecidos. También Chris debe reconciliarse con su esposa muerta, en un emotivo largometraje que también se puede (re)ver en streaming en TIMVISION.

Gravity (2013)

En Gravity, clase de 2013, Sandra Bullock y George Clooney interpretan a dos astronautas que trabajan juntos para sobrevivir después de que un accidente los deje varados en el espacio. Una especie de Náufrago en el espacio, dirigida por un inspiradísimo Alfonso Cuarón, fue nominada nada menos que a 10 Oscars, ganando siete: mejor director, efectos especiales, fotografía, montaje, banda sonora y montaje de sonido. Gracias a un impresionante esfuerzo de producción, el director pone en escena la que quizá sea la representación más realista del espacio en la gran pantalla. Los efectos visuales, realizados por la empresa británica Framestore para un total de 80 minutos de los 91 que componen la película, son extraordinarios, al igual que la fotografía del inseparable Lubezki, para lo que es una grandiosa obra moderna hecha de silencios y vacíos llenos de significado. También se puede ver en streaming en Amazon Prime Video y TIMVISION.

Interstellar (2014)

El noveno largometraje de Christopher Nolan, Interstellar está ambientado en un futuro no muy lejano, donde la humanidad está al borde de la extinción. Sigue el desesperado viaje de Cooper y Amelia Brand, Matthew McConaughey y Anne Hathaway respectivamente, a través del cosmos en busca de un nuevo hogar para la humanidad.

Con la famosa frase "El amor es lo único que trasciende el tiempo y el espacio", Nolan nos regala una compleja obra en la que la exploración del espacio se convierte en una metáfora de la exploración de nosotros mismos.

Luna (2009)

El primer largometraje de Duncan Jones, hijo del fallecido David Bowie, Luna es una película de bajo presupuesto que, sin embargo, consigue cautivar al espectador con sus ideas visionarias. La obra de 2009 se rodó en un único plató con sólo 5 millones de dólares, y cuenta con un único actor: Sam Rockwell. En esta joya minimalista, Rockwell interpreta a Sam Bell, que está terminando su estancia de tres años en la luna donde, trabajando junto a su ordenador GERTY, extrae un recurso mineral para enviarlo a la Tierra y ayudar a reducir los problemas energéticos de nuestro planeta.

Superviviente - El marciano (2015)

Volvemos a Marte y bajo la cuidada dirección de un monstruo sagrado como Ridley Scott para introducir en nuestra lista de las mejores películas espaciales que Superviviente - El marciano aterrizó en los cines en 2015. En la película, el director de la citada Alien relata la lucha por la supervivencia del astronauta Mark Watney, interpretado por un convincente Matt Damon, que queda atrapado en el Planeta Rojo tras un intento fallido de reentrada, hasta el punto de ser creído muerto por sus compañeros de la NASA. Se trata de una película en la que, a pesar de que el fantasma de la muerte planea constantemente sobre la cabeza del protagonista, se pone de manifiesto el ingenio y la buena voluntad, sin olvidar una cierta dosis de ironía.

First Man (2018)

First Man, dirigida por el oscarizado director Damien Chazelle en 2018, es una de las mejores películas espaciales que se pueden ver. La película es la adaptación cinematográfica de la biografía oficial First Man: The Life of Neil A. Armstrong, escrita por James R. Hansen y publicada en 2005. Ryan Gosling protagoniza el primer hombre en la luna, retratando con precisión al hombre que logró una de las hazañas espaciales más memorables de todos los tiempos. En el reparto también están Claire Foy, Jason Clarke, Kyle Chandler, Corey Stoll, Ciarán Hinds, Christopher Abbott, Patrick Fugit y Lukas Haas, con Steven Spielberg como productor ejecutivo de la película.

Deja un comentario